NEUROMITOS

Publicada en Publicada en Blog

«LOS NEUROMITOS EN EL ÁMBITO EDUCATIVO»


Actualmente son muchos los neuromitos que se divulgan por la web sin control, creando falsas creencias en las personas y provocando un grave efecto negativo en el ámbito científico y cultural de nuestra sociedad. 

Tal es su importancia que cada vez son más los expertos en medicina y neurociencia los que luchan por desterrar estos falsos mitos para evitar que se contagien de generación en generación, especialmente en el ámbito educativo donde estas creencias erróneas tienen mucho arraigo. Afortunadamente, existen numerosos científicos y educadores que investigan el cerebro con sumo rigor, lo cual es un punto a favor para poner freno a estas distorsiones. 

¿Alguna vez te has topado con algún neuromito? 

Entre los más extendidos en relación al proceso de aprendizaje encontramos: 

“Usamos el 10% del cerebro”. 

“El hemisferio izquierdo y el derecho: cada uno a lo suyo”. 

“Hay solo un hemisferio cerebral que controla el lenguaje”. 

“Hay alumnos de hemisferio izquierdo y otros de derecho”.

 “La importancia de los tres primeros años para el aprendizaje es vital”.

Gracias a los avances de la neurociencia y a la exquisita formación de los profesionales de la enseñanza, hoy en día sabemos que el cerebro es el órgano más importante del cuerpo y que, no tendría ningún sentido que, ocupando grandes dimensiones en el cráneo tuviera solo un 10% de utilidad. 

De igual modo, también sabemos que ambos hemisferios se encuentran interconectados por un haz de fibras llamado cuerpo calloso y que no existe una dominancia de un hemisferio sobre otro, sino que ambos trabajan de forma conjunta gracias a la plasticidad neuronal. Un ejemplo claro puede verse en la producción y comprensión del lenguaje, donde el hemisferio izquierdo tiene funciones más analíticas y el hemisferio derecho se caracteriza por ser más holístico y creativo, pero igual de preciso, ya que aporta la entonación y musicalidad al lenguaje. Estos mitos sobre la predominancia de un hemisferio sobre otro, hacen que clasifiquemos a nuestro alumnado según presenten dominancia de un hemisferio u otro en su aprendizaje, ¿alguna vez te ha pasado? 

Esta idea es totalmente errónea ya que las personas aprendemos con todo el cerebro gracias a las conexiones y redes neuronales y, por lo tanto, los alumnos no utilizan más un hemisferio cerebral que otro para aprender, excepto cuando hay una lesión o alteración cerebral que se lo impida. 

Con respecto al ámbito neuroeducativo tampoco es cierto que los alumnos de cero a tres años aprendan más rápido o mejor que otras etapas posteriores, pues cada región y circuito cerebral tiene sus propias etapas, pero el cerebro se desarrolla de forma global, a pesar de que existan períodos más acelerados de aprendizaje.

La mayoría de neuromitos suelen tener parte de verosimilitud con estudios experimentales, lo que les otorga sustentarse en una cierta base científica.

A pesar de ello, debemos tener claro que estos neuromitos suelen realizar malas interpretaciones de los resultados aportados por estos estudios y, por lo tanto, es importante que cada vez existan más conocedores sobre estas falsas creencias y, aunque no siempre se tiene conocimiento o somos expertos sobre el tema, podemos colaborar en su detención comprobando su veracidad científica según estudios realizados que contrasten la información o, simplemente, no divulgar ni compartir las falsas noticias que hablen sobre ello. 

Para más información:

https://www.youtube.com/watch?v=pwZAbY279do&t=4s 

 

Mª Victoria Cubero Conde

Máster en Neuropsicología y Educación. 

Si te gustó comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*