GAMIFICACIÓN Y ABJ

Publicada en Publicada en Blog

«EL JUEGO COMO ESTRATEGIA DE ENSEÑANZA EN EL AULA»


El juego… ¡qué actividad más común y bonita! ¿Cuántas veces hemos visto a un niño jugando sin pararnos a reflexionar sobre todo lo que estaba desarrollando con ello?

Uniendo la concepción que tienen autores como Huizinga (1939) o Zapata (1990), podemos entender el juego como una actividad natural y espontánea que se convierte en un medio de expresión libre ligado de forma inherente a su desarrollo integral: cognitivo, físico, afectivo y social.

Pero el juego no solo trae consigo innumerables beneficios a nivel de desarrollo, sino también como elemento canalizador del aprendizaje y emociones. Todos estos beneficios han llevado a que el mundo educativo busque la forma más acertada de introducir el juego dentro de las aulas mediante múltiples metodologías activas que, a través de la pro-actividad y el protagonismo del alumno en su propio proceso de enseñanza-aprendizaje, consiguen resultados educativos muy positivos.

En este artículo hablamos y diferenciamos dos de las más conocidas y empleadas hoy: Aprendizaje Basado en Juegos (ABJ) y Gamificación.

Aprendizaje Basado en Juegos (ABJ)

Esta metodología de procedencia inglesa, conocida inicialmente como Game Based Learning (GBL), tiene como objetivo principal que «aprender a través del juego». Es por eso por lo que se basa específicamente en utilizar juegos que conduzcan al aprendizaje. Tal y como expresa Cornellà (2020), el juego se convierte, por tanto, en el principal vehículo para trabajar un determinado concepto y alcanzar un determinado aprendizaje.

Siguiendo con lo que dice este autor, una de las grandes ventajas y también dificultades que contempla esta metodología es su gran amplitud, la cual no permite que se establezcan pautas o límites, pues su estructura variará en función de los contenidos que se quieran trabajar y de lo capaces que seamos de relacionarlos con el juego. Sin embargo, sí existen ciertos aspectos que debemos tener en cuenta cuando recurrimos a un juego para generar aprendizajes:

  • En esta metodología no es preciso que los juegos que se empleen sean juegos considerados educativos, aunque también pueden emplearse aquellos ya diseñados para este fin.
  • A pesar de que cualquier juego puede ser útil, este debe estar adaptado a los objetivos propuestos.
  • Pueden emplearse juegos que ya se encuentran en el mercado, juegos creados por la propia persona, o juegos ya desarrollados que se modifican para poder ajustarlos a los objetivos.

Gamificación

El término gamificación nació de la mano de Nick Pelling en 2002, pero para conceptualizar dicho método acudimos a una definición realizada años más tarde por Sabastian Deterding en 2010, quien define la gamificación como el uso de aquellos elementos y principios del diseño de los juegos en contextos completamente desvinculados de él.

El objetivo principal de dicha metodología es «lograr motivar al niño en un entorno de aprendizaje» para que llegue a sentir que está viviendo en primera persona una experiencia de juego. A diferencia del ABJ, en la gamificación no se emplean juegos, sino que consiste en construir un escenario educativo fusionado con ciertos elementos del juego (reto, premios, diversión…) en el que en el proceso para alcanzar su meta los sujetos van adquiriendo múltiples aprendizajes.

Otra diferencia con el ABJ, es que la Gamificación es más estructurada y requiere de elementos esenciales:

  • Diversión y motivación.
  • Competencia (reto), relación personal y autonomía.
  • Trabajo de las emociones.
  • Debe implicar un progreso: todos empezamos en 0 pudiendo alcanzar el 10.
  • Diversidad de temáticas e inclusión de tecnologías.

Como vemos, ambas son metodologías activas que basándose en el juego llegan a transformar el proceso educativo convirtiéndolo en una actividad motivadora, divertida y muy significativa.

Ana María Bayonas Lorente
Grado en Educación Primaria y en Educación Infantil
Máster en Psicopedagogía
Si te gustó comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*